Aureo Herrero

 

Asociación Cultural Áureo Herrero

 

PARA EL CORO DE LA PARROQUIA

Por M. Martín Moreno

ólo unas breves líneas para este grupo de señoras que nos alegran las celebraciones eucarísticas desde hace más de diez años de una forma sistemática. Esporádicamente y cuando se les pedía por algún acontecimiento especial, yo le decía a Montse: -Por favor, llama a Merceditas y nos cantáis la misa, que viene un grupo de cursillistas de Ávila y distintos pueblos de la zona y queremos que se vayan contentas. Así sucedía. Terminada la celebración se marchaban encantadas. Esto ocurría hace más de 35 años, luego ya tiene tablas nuestro coro de El Barraco.

El Señor les ha dotado de unos dones especiales como es su voz, su voluntad y su entusiasmo para irse perfeccionando cada día.

Tienen mucho mérito:

- Porque lo hacen de una forma generosa y altruista

- No regatean tiempo y esfuerzo para hacer los ensayos

- No tienen un profesor que les guíe y les dirija

- Sus cánticos están siempre en consonancia con el tiempo litúrgico que les corresponde

 

Hemos de tener en cuenta sus circunstancias personales. Son esposas, madres, abuelas y algunas hijas. Estas personas y obligaciones les llevan un tiempo, pero las mujeres somos así, nos estiramos como el chicle y podemos con todo.

Nuestras celebraciones eucarísticas han cambiado mucho. Existe diferencia entre misa rezada y misa cantada. “No en lo esencial”, pero la misa cantada es más alegre, más amena, más gozosa, más solemne y más participativa. Pensad que cuando vosotras cantáis, todo el pueblo canta por lo bajito.

He oído decir a algunas personas que no tienen costumbre de ir a misa, que sólo van por oír al coro. En la viña del Señor tenemos de todo.

Por favor no perdáis nunca esta ilusión de dedicar a la parroquia vuestro tiempo y vuestra persona, que merece la pena y que los barraqueros os lo agradecemos mucho.

Termino con esta frase que nosotros en el movimiento de vida ascendente repetimos mucho:

 

“En la madurez e incluso en la vejez seguiremos dando fruto”

 

Muchas gracias y enhorabuena!

M. Martín Moreno

 

el barraco